Los 5 problemas más comunes de bloqueo de puertas

Como todos los propietarios de viviendas, es posible que desee mantener sus objetos de valor seguros. Sin embargo, puede terminar prestando menos atención a las cerraduras de sus puertas hasta que las cosas salgan mal. Pero si desea evitar bloqueos accidentales y otros problemas, le sugerimos que realice el mantenimiento adecuado de las cerraduras. En este artículo, vamos a hablar sobre algunos de los problemas más comunes con las cerraduras de las puertas. Sigue leyendo para saber más.

1. Llave rota o atascada

Este es un problema común. Es posible que tenga un pestillo de la puerta desalineado, lo que puede hacer que la llave se atasque. Por lo general, esto puede suceder si no lubrica la cerradura correctamente. Cuando la llave está atascada, no debe usar fuerza o puede romperla dentro de la cerradura.

Incluso si no tiene mucho tiempo, debe evitar usar la fuerza. En cambio, debe buscar un buen profesional para evitar que el problema empeore.

2. Cerraduras de puertas lentas

Las cerraduras rígidas de las puertas se deben a la acumulación de mugre y suciedad. Entonces, si nota que el mango es lento o le resulta más difícil insertar la llave en la cerradura, le sugerimos que pruebe un método de bricolaje. Por ejemplo, puede colocar un hisopo de algodón en la cerradura para eliminar la suciedad.

Además, si no lubrica la puerta lo suficiente, debe usar un aerosol de silicio o grafito en su lugar. No es una buena idea usar grasa o aceite, ya que puede bloquear el orificio en la estación fría.

3. Pestillo desalineado

Si el pestillo de la puerta no sujeta la placa de la cerradura, es posible que le resulte más difícil cerrar o bloquear la puerta. Es posible que tenga que enfrentarse a este problema de vez en cuando. Generalmente, ocurre debido a bisagras mal atornilladas o instaladas.

Si desea resolver este problema, le sugerimos que verifique la desalineación y opte por las herramientas adecuadas para realizar los ajustes necesarios. Si cree que la cosa está más allá de las reparaciones o no tiene acceso a las mejores herramientas, puede llamar a un profesional.

4. La llave no bloquea la cerradura

Si las partes de la cerradura están caídas o gastadas, es posible que sienta que la llave gira incluso cuando no presiona las perillas. Dado que se trata de un problema mecánico, debe dejarse en manos de un profesional que sepa cómo funciona el mecanismo de la puerta.

Si la llave de la puerta no gira cuando la coloca en la cerradura, debe intentar lubricar el ojo de la cerradura.

5. El mecanismo de la puerta está defectuoso

Por lo general, la mayoría de los problemas con las puertas son mecánicos. A medida que pasa el tiempo, su puerta puede tener diferentes problemas mecánicos. Generalmente, las cerraduras viejas pueden tener más problemas debido al uso excesivo y la falta de mantenimiento.

Por lo tanto, si tiene problemas mecánicos con su cerradura, le sugerimos que busque un buen profesional para que los arregle. En este caso, no es una buena idea optar por un enfoque de bricolaje, especialmente si es un novato.

En pocas palabras, si tiene alguno de estos problemas con su candado, puede seguir los consejos que se dan. Pero si el problema está más allá de sus capacidades, debe llamar a un cerrajero profesional.

cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid cerrajeros Madrid

Comentarios

Entradas populares de este blog

5 cosas a considerar antes de comprar gabinetes de cocina.

10 responsabilidades clave de la informática forense

¿Cómo encuentro el pin de desbloqueo de la red SIM?